loader image

18 de diciembre

Acoge

“Y dará a luz un niño y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa ‘Dios con nosotros'”

Cuando el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dice que no tema, que María va a ser la madre por obra y gracia del Espíritu Santo, de nada más y nada menos que el mismísimo Salvador; imaginaos cuantas cosas debieron pasarle a San José por la cabeza…

Me imagino que tendría miedo al principio, miedo de no estar a la altura, de no ser suficiente, puede que se sintiese solo en algún momento. ¿Y tú?, ¿alguna vez has experimentado soledad?, ¿has dudado De Dios, de sus planes?

Te invito a que hoy reflexiones sobre cómo hubieses respondido tú al llamado que recibió San José. ¿Dudarías? ¿Tendrías miedo? ¿Le darías a Dios tú si más grande? ¡Qué importante es fiarnos De Dios y sus planes! Y qué importante es pedirle cada día que nos aumente la Fe para poder fiarnos plenamente de sus planes.

Así como José encontró respuesta y consuelo, tú también puedes encontrarla. Pídele con fuerza a Dios que te quite tus miedos, inseguridades, todas esas barreras que te alejan de Él. Dios va a venir a salvarnos, a salvarnos de la oscuridad, de nuestras dudas, miedos...

Así sucedió con San José, “el hombre justo”. El Ángel del Señor le da palabras de consuelo que le llevan a un mundo de luz y de paz. Acoge la palabra De Dios. Prepárate para acoger en tu corazón al niño Jesús.

Dios se va a hacer “hombre” para ser “Dios-con-nosotros”. Acoge este gran misterio. Pongamos nuestra mirada en ese Dios que se hace pequeño y vulnerable en la fragilidad de un niño que llora.

Calendario de adviento 2022 - 22 de 28